1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://embarazoyparto.about.com/od/Postparto/a/No-A-La-Lactancia-Materna-Situaciones-En-Que-Es-Contraindicada.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

No a la lactancia materna: Situaciones en que es contraindicada

Por

no a la lactancia materna
© Getty Images / Gary Bryan

La mayoría de las madres pueden de dar de mamar a su bebé sin problemas; sin embargo, entre 2% y 5% de las mujeres no producen suficiente leche materna o no pueden producirla del todo por razones médicas o físicas. Y a pesar de todos los beneficios de la lactancia materna para el bebé y ventajas para la madre, sí existen casos en que amamantar a tu pequeño pone en riesgo su bienestar o tu salud.

La lactancia materna está contraindicada en caso de:

Si tu bebé tiene galactosemia. Esta condición se da cuando el cuerpo del bebé no es capaz de metabolizar la galactosa, un azúcar simple que se encuentra en la lactosa de la leche, incluyendo la materna. Si un bebé que padece esta condición consume productos lácteos, puede sufrir daño severo al hígado, el cerebro, los riñones y los ojos. Nota que la galactosemia es una condición grave y permanente, y no es lo mismo que intolerancia a la lactosa, que es causada por la falta de una enzima digestiva.

Si padeces enfermedades crónicas o severas. Si la lactancia materna pone en riesgo tu salud es mejor que te abstengas de dar de mamar, pues hay reemplazos para el alimento de tu bebé, pero no para su madre. Esto incluye condiciones como anemia severa, enfermedades del corazón y otros casos recomendados por tu equipo médico. En casos de diabetes, sí puedes amamantar a tu pequeño, pero debes vigilar de cerca tu dieta y seguir los consejos médicos. También puedes acudir a la lactancia materna si padeces hepatitis, aunque tu bebé requiere vacunas adicionales, según los Centros para la Prevención y Control de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés).

Operación en los senos. Una operación de reducción de senos elimina tejido que contiene glándulas mamarias. Por lo general, las mujeres que sobrellevan este tipo de procedimiento tienen cantidades bajas de leche materna o no pueden dar de mamar del todo, dependiendo de la cantidad de tejido eliminado. En casos de mastectomía por cáncer de mama, existen dificultades adicionales que impiden la lactancia materna.

Los implantes para aumentar los senos podrían interferir con la cantidad de leche materna, pero por lo general estas madres sí pueden amamantar a su pequeño.

Virus linfotrópico T humano. Se trata de un virus que puede causar leucemia y linfoma. La madre infectada puede transmitirlo al bebé por medio de la lactancia materna. En estos casos, debes abstenerte de dar de mamar.

VIH y SIDA. Una madre infectada con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o con el síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA) puede transmitir la enfermedad a su pequeño por medio de la leche materna. La recomendación es que te abstengas de dar de mamar.

Tuberculosis. La tuberculosis es una enfermedad altamente contagiosa. Las madres que la padezcan y no estén siendo tratadas no deben dar de mamar a su bebé. La lactancia puede resumirse una vez que la madre tome los medicamentos necesarios y su infección no sea contagiosa, pues las concentraciones de estos en la leche materna son muy bajos, según los CDC (por sus siglas en inglés).

Si la madre requiere tratamiento o medicamentos. La Academia Americana de Pediatría recomienda que las madres que llevan tratamiento con anfetaminas, quimioterapia, ergotaminas y estatinas se abstengan de dar de mamar.

Otros medicamentos están contraindicados durante la lactancia materna debido a que no se conoce cuánto se transmite al bebé y cómo le puede afectar a largo plazo. Cuando la madre padece alguna condición que requiere tratamiento o medicamentos, se recomienda que no dé de mamar mientras la tome.

Si no estás segura si puedes tomar un medicamento, la Base de Datos LactMed, publicada por la Biblioteca nacional de Medicina de Estados Unidos, ofrece una herramienta para buscar medicamentos por nombre o categoría y verificar la recomendación para madres lactantes. También puedes accesar la base de datos por medio de su aplicación gratuita para teléfonos celulares. Al igual que durante tu embarazo, consúltale a tu médico antes de tomar un medicamento durante la lactancia materna.

Condiciones temporales. Algunas enfermedades impiden que le des de mamar a tu bebé de forma segura, al menos mientras tienes la condición, es aún contagiosa o termines el tratamiento. Por ejemplo, si tienes varicela o un herpes activo en tu pezón, debes esperar hasta que estos sanen antes de seguir con la lactancia materna. Entre tanto, debes expresar la leche con un sacaleches para mantener el flujo.

Adicción a drogas o alcohol. El alcohol y otras drogas (incluyendo marihuana, cocaína y heroína) pueden transmitirse a tu bebé por medio de la leche materna, por lo que si te es difícil evitar o controlar tu consumo es mejor que soluciones ese problema antes de dar de mamar. El uso de estas sustancias puede tener efectos severos a largo plazo en el bienestar de tu bebé, como dificultades en su desarrollo y capacidades cognitivas. Además, al recibir estas sustancias a través de la leche materna, tu pequeño puede desarrollar adicción.

Las madres que fuman tabaco sí pueden dar de mamar, pero deben evitar fumar al menos 95 minutos antes de alimentar al bebé para evitar que la nicotina y otros químicos se transmitan por tu leche materna. Sin embargo, por tu bien y el de tu bebé, lo ideal sería que dejes de fumar.

Fuentes:
Centers for Disease Control and Prevention. Breastfeeding: Diseases and Conditions. Accedida 9 de agosto del 2012.
March of Dimes. Keeping Breastfeeding Safe. Accedida 9 de agosto del 2012.
Parenting.com. The Breastfeeding Police. Accedida 10 de agosto del 2012.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Embarazo y parto
  4. Posparto
  5. No a la lactancia materna: Situaciones en que la lactancia materna es contraindicada

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.