1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://embarazoyparto.about.com/od/Postparto/a/ComoAlimentarATuBebeRecienNacido.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Cómo alimentar a tu bebé recién nacido

Por

Cómo alimentar a tu bebé recién nacido

La posición de tu bebé es la clave del éxito al dar de mamar.

©Hildara Araya

Alimentar a tu bebé es en realidad más sencillo de lo que te imaginas: tu recién nacido hace la mayor parte del trabajo, siempre te avisa cuando tiene hambre y si haces algo mal te lo comunica a viva voz. Solo necesitas paciencia, perseverancia y seguir sus señales.

En cuanto a nutrición, existen dos opciones: leche materna y fórmula para recién nacidos (infants). Cada una de ellas tiene ventajas y desventajas que debes considerar a la hora de decidir cómo alimentar a tu bebé.

Leche materna

La leche materna es el alimento ideal para tu bebé. Contiene todos los nutrientes que requiere en sus primeros meses y evoluciona de acuerdo a sus necesidades alimenticias. Las ventajas de la leche materna son muchas, incluyendo médicas, físicas, psicológicas y económicas, tanto para el bebé como la madre. Si tu salud y responsabilidades te lo permiten, considera esta tu primera opción.

En promedio, un bebé recién nacido necesita mamar cada dos o tres horas. Luego de comer se duerme, y despierta cuando tiene hambre otra vez. También sabrás que está hambriento si se lleva las manos a la boca y trata de lamerlas, si hace movimientos con su boca como buscando la fuente de alimento, y si llora.

La clave para dar de mamar con éxito es la posición con la que sujetes al bebé y que se prenda adecuadamente de tu pecho. El estómago de tu bebé debe estar de frente al tuyo y su boca directamente de cara a tu pezón. Si das de mamar sentada, su cabecita debe descansar en la parte interna de tu codo.

Debes cerciorarte de que el bebé abra la boca grande para que pueda agarrar todo tu pezón y la mayor parte de tu areola. Esto le dará suficiente dominio para masajear las glándulas mamarias y facilitar la extracción de la leche.

Producir leche materna es natural y lo único que requieres es relajarte (el estrés es contraproducente) y el estímulo que brinda tu bebé al mamar. Si se producen dolores o sangrados, éstos se pueden solucionar fácilmente con la ayuda de tu médico y corrigiendo la posición de tu bebé.

El tiempo de cada sesión de amamantamiento varía dependiendo de tu bebé, pero procura darle de mamar hasta que, como mínimo, uno de tus senos esté vacío. De esta forma te garantizas que tu bebé consuma la leche final, que contiene más grasas nutritivas.

No te preocupes si los primeros días tu bebé pierde un poco de peso con respecto al que tenía cuando nació. Esto es normal. A pesar de que recibe solo un poco de calostro cada vez que se alimenta, todas sus necesidades están satisfechas. Si tu médico considera que es mejor suplementar con fórmula, él te lo dirá.

La Liga de la Leche es una organización internacional que se dedica a apoyar y educar sobre la lactancia materna. Su filosofía es brindar ayuda de madres a madres, y tienen representantes locales en todo el mundo.

Lactancia artificial (fórmula)

Las fórmulas nutricionales para recién nacidos están hechas a base de leche de vaca o de soya. Están específicamente diseñadas para combinar las vitaminas, proteínas, azúcares y grasas que tu bebé necesita.

La lactancia artificial es más flexible en cuanto a los requerimientos especiales de algunos bebés, como alergias o deficiencias nutricionales. También permite a otros miembros de la familia participar de la alimentación del bebé, lo que fomenta la unión y apego. Te permite controlar con exactitud cuánto consume tu bebé.

Sin embargo, la fórmula no contiene anticuerpos que sí encontrarías en la leche materna, por lo que no protege igual contra infecciones y otras enfermedades. Vale la pena que consideres las ventajas y desventajas de la lactancia artificial al de tomar tu decisión.

Los bebés que consumen fórmula toman en promedio dos a tres onzas (60-90ml) cada dos a cuatro horas. En total puede alimentarse entre ocho y doce veces al día.

Como punto de referencia, La Academia Americana de Médicos de Familia sugiere darle a tu bebé 2.5 onzas de fórmula al día por cada libra de peso. Un bebé de ocho libras, por ejemplo, consumiría unas 20 onzas de leche artificial.

Igual que con la leche materna, debes buscar las señales de hambre para saber cuándo alimentar a tu bebé. La leche de fórmula es más difícil de digerir, por lo que tu bebé puede estar lapsos más largos de tiempo sin comer, pero no debe pasar de las cuatro horas.

Los cuidados que debes tener es cerciorarte de la calidad del agua que utilizas para mezclar la fórmula, y que los implementos, como biberones y chupetas, estén estériles. Además de eso, debes seguir las instrucciones de tu médico y del fabricante en cuanto a proporciones y la forma correcta de calentar y almacenar la leche de fórmula.

Fuentes:
Liesbeth Duijts, Vincent W. V. Jaddoe, Albert Hofman and Henriëtte A. Moll. "Prolonged and Exclusive Breastfeeding Reduces the Risk of Infectious Diseases in Infancy." Pediatrics originally published online June 21, 2010. Accessed June 21, 2011.
La Leche League. What are the benefits of breastfeeding my baby? accessed June 21, 2011.

  1. About.com
  2. About en Español
  3. Embarazo y parto
  4. Posparto
  5. Lactancia materna
  6. Cómo alimentar a tu bebé recién nacido

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.